Ваш браузер устарел. Рекомендуем обновить его до последней версии.


 

Flag Counter

   

Sin duda el malecón de Samara es un de los lugares hermosísimos en la ciudad...

El malecón de Samara tiene la extensión más de cinco kilómetros y es dividido en cuatro partes, por el número de los turnos de la construcción. Los trabajos de proyecto se comenzaron en 1935. Por entonces la zona ribereña se representaba unos almacenes continuos, unas casas de madera y unas caballerizas. Las autoridades tuvieron la intención de arreglar la parte ribereña de la ciudad en el tiempo de posguerra, la construcción comenzó a principios de 50 años. Fue necesario derribar todas las construcciones viejas, extender la zona del malecón, reforzar las orillas, plantarlos, crear las playas. Un de los arquitectos del malecón fue Mijaíl Andréevich Trufanov, que consideraba que Samara tenía suerte con la orilla con una bajada suave. Este fue el lugar admirable para la creación de la zona de peatones.

Durante la construcción del malecón de la ciudad se ha usado el granito llevado de Alemania destruida fascista. Una parte de este granito fue transportada para la construcción del Mausoleo en la Plaza Roja en Moscú, y otra parte fue dirigida por acá, a Samara.

En el planeo del malecón se había previsto la división del territorio por unas zonas: la zona para el descanso silencioso y los paseos tranquilos, aisladamente de esto - habían unos patios deportivos, infantiles, unas plazoletas para los juegos de mano, unas cafeterías veraniegas para la venta de los refrescos, el helado etc.

Últimamente algunas partes del malecón fueron reconstruidas: el planeo general era conservada, unas cafeterías no fijadas y unos quioscos fueron retirados, los faroles de la iluminación de calle fueron sustituidos, la zona peatonal era enlosada por la baldosa, una pista de ciclismo apareció. Una fuente con la dispersión de la luz se ha establecido cerca de la piscina TSSK. 

El acento principal de la cuarta parte del malecón es la estela cumplida en concepto de la barca con una vela grande. La estela "Ladiá" fue establecida en 1986 al cuatrocientos aniversario de la ciudad Samara. Los arquitectos Ígor Galahov y Anatoly Yankin ganaron la competición de su diseñado. La altura de esta estela, cumplida del hormigón blanco, es aproximadamente 20 metros. Ahora "Ladiá" se considera un emblema monumental de Samara y un de los símbolos de la ciudad. 

Centenares de las plantas traídas de la parte central de Rusia, las exóticas de Siberia, de Cáucaso, de la Ásia Central y del Extremo Oriente fueron trasplantados en el malecón. Eran aclimatados con éxito aquí, en la región de Volga: la nuez gris, la guinda de Pensilvania, el árbol acético, los abetos azules y plateados, la acacia, los castaños, los álamos piramidales.

Adornamiento especial del malecón había un cercado famoso de hierro fundido, que se extiende por muchos kilómetros a lo largo de la orilla. El ornamento escogido de los anillos cruzados fue elaborado por un gran arquitecto ruso Mijaíl Kazakov. Se puede ver los cercados con el ornamento semejante en Moscú y en San Petersburgo. Esto deshilado añade un encanto especial a nuestro malecón hasta ahora.

Se puede recordarse de las palabras del escritor Vasiliy Aksiónov, que ha dicho que "en ninguna parte en el oeste no veía tal malecón acondicionado. Quizas, solamente cerca del lago Léman".

El malecón está adornado con unos parterres de flores y unas fuentes, unas esculturas temáticas y decorativas, unas cascadas de escaleras al agua y a las playas, unas terrazas con las plazoletas confortables para el descanso. En el malecón esta la multitud de las avenidas de paseo pavimentadas por el granito rojo y gris, los faroles, las canchas y los escaños cómodos. En verano, con el comienzo de la temporada de baño las playas buenas son acondicionadas aquí. En los días calurosos las playas del malecón son el descansadero más popular para los habitantes y invitados de Samara.

La zona peatonal. Plazoletas deportivas y cafeterías.

El malecón y las playas de la altura.

Las esculturas en el malecón de Samara.

Nuestro malecón desde una nave.