Ваш браузер устарел. Рекомендуем обновить его до последней версии.


 

Flag Counter

   

¿Qué souvenirs comprar en Samara? De Matrioshkas a Cohetes

Samara es una ciudad a orillas del río Volga con la historia de 430 años. Samara siempre tenía fama por sus ferias numerosas, y el día de hoy estamos orgullosos por nuestras panorámicas bonitas, ciudad moderna, logros en la ciencia y aeronáutica y, claro, por nuestros artesanías locales, que creamos de todo corazón y amor.

Aquí expongo en un pequeño resumen los productos más característicos de la cultura rusa que no debéis dejar pasar la oportunidad de llevároslos para el hogar y también con los que sorprenderéis y alegraréis a todo aquel ser querido que agradezca el detalle. Todas estas artesanías son certificadas, cada cosa es única, creada y pintada a mano por los mejores pintores y diseñadores rusos.

 

Hay que tener en cuenta que hay una serie de límites a la hora de comprar productos en Rusia, llevártelos en la maleta y pasar por la aduana. Para disponer de la información más actualizada posible, lo mejor es consultar antes las reglas aduaneras de la Federación Rusa. Actualmente existen limitaciones a la hora de llevarse más de 3 litros de bebidas alcohólicas por persona, 250 gramos por persona de caviar, etc. En cualquier caso, a no ser que compres iconos o antigüedades de más de 50 años en los que hace falta un permiso especial, no suele haber problemas a la hora de llevarse género. Eso sí, una cosa es comprar 3 litros de vodka y colar una cuarta botella y otra muy distinta es llenar la maleta hasta los topes (en ese caso, si te revisan la maleta, vas a tener problemas).

 

Matrioshka 

Las preciosas muñequitas artesanales decoradas con vistosos colores y formas donde cada una lleva la sorpresa de otra en su interior pudiendo albergar cuantas muñequitas quepan en su interior que es hueco. Las más habituales oscilan entre 3 y 7 matrioshkas en una. A veces las muñecas interiores son iguales entre sí, pero pueden diferenciarse en la expresión de la muñeca o en el receptáculo que sostienen. La matrioshka con más muñecas de la que se tiene conocimiento posee 75 unidades.

La simbología de estas figuras principalmente es la idea de la fertilidad y maternidad, muy importantes en Rusia. También está intrínseco a ellas la idea de prosperidad, riqueza y una vida llena de éxitos sin olvidarnos del simbolismo tan importante de transmitir un mensaje de amor y fraternidad.

Hoy, en Rusia las matrioshkas son uno de los principales souvenirs solicitados por los turistas. Como consecuencia de ello han aumentado su variedad, traspasando sus límites tradicionales. Debido a su popularidad, además de las matrioshkas más tradicionales, también podrás encontrar algunas con las caras de políticos, de personajes de películas o de gente famosa tanto de Rusia como de otros países.

¿Cuanto cuesta? de 3 a 1000 euros.
Todo depende del profesionalismo del pintor, el trabajo y la cantidad de las piezas que lleve la matrioshka. Es como si fuera un cuadro de un pintor bueno o de uno que copia rápidamente y las pinta en serie. De todas formas hay tantos estilos ya tamaños que satisfará a cualquier gusto y bolsillo.

Jojlomá

Este artículo tan refinado es una preciosidad de la artesanía rusa. La pintura de Jojlomá es típicamente rusa y muy popular, surgiendo en la provincia de Nizhni Nóvgorod - antigua capital de Rusia - en el siglo XVII y recibiendo el nombre de un gran pueblo comercial de la época, Jojlomá, al cual llegaban todas las obras mas prestigiosas, complejas y elaboradas con maestría, siendo el soporte empleado la madera. El motivo típico del ornamento de la vajilla son las flores y las bayas. El adorno se distingue por su policromía y su llamativo diseño. Los colores esenciales que se usan son el dorado, el negro, el rojo y con menos frecuencia, el verde. 

Aunque al principio la elaboración de los utensilios se realizaba únicamente en monasterios y sólo era para uso exclusivo de la corte del zar y el propio zar, con el tiempo su fabricación se extendió a diferentes talleres y lugares popularizándose también en la población más pudiente y finalmente en todo aquel que se lo pudiera permitir. 

En la actualidad la artesanía jojlomá no sólo incluye utensilios de cocina, sino que se ha extendido a otro tipo de objetos, como cajas, relojes, figuras, muebles y un largo etcétera. A muchos rusos les gusta este estilo y tienen sus móviles, ordenadores o incluso coches, en este estilo tan llamativo. La ténica ha evolucionado durante sus más de 300 años de existencia, aunque la base sigue siendo la misma. Junto con las matrioshkas, la artesanía jojlomá es uno de los más típicos souvenirs que quienes visitan Rusia adquieren como recuerdo de su viaje, para decorar sus casas o para regalar a sus allegados.

Palej

Muchos turistas adquieren objetos hechos de cartón piedra (papie-mache) con pintura artística y laqueados, fabricados por los artífices de Pálej. Los productos de los artífices de Pálej – así se llama el pueblo donde surgió esta miniatura – se distinguen por la finura y la minuciosidad de la ejecución, por la rica policromía y la decoratividad. La mayoría de los objetos hechos de esta manera son estuches, pitilleras, polveras, broches, etc. 

Los temas típicos de las miniaturas de Pálej provienen de la vida cotidiana, de obras literarias de clásicos, de cuentos, leyendas y baladas. Los trabajos se ejecutan generalmente con pinturas de témpera sobre un fondo negro y toques dorados. Guardan semejanza con los artículos de Pálej los trabajos de los artesanos de los poblados de Mstiora y Fedóskino cuyas miniaturas reflejan motivos de cuentos populares rusos, escenas de la vida de la ciudad y del campo, así como paisajes rusos.                                                                          

 

Berestá

Para los rusos no hay un árbol más amado ni que les resulte más propiamente ruso que el abedul, un habitante característico de las regiones donde se desarrolló la historia central de Rusia lo que lo ha llevado a transformarse en protagonista de innumerables canciones, cuentos, poesías, imágenes pictóricas o refranes como también símbolo de todo el país. El árbol se ha utilizado durante siglos para la construcción de objetos de la vida cotidiana (por ejemplo, canoas, cajas, zapatos), así como también para adornos de bisutería de gran belleza mediante técnicas que se han ido perfeccionando durante los siglos.

Berestá - la corteza de abedul tiene ciertas propiedades particulares muy valoreadas por los rusos de los tiempos antiguos: los alimentos guardados en cajas de abedul duran más, tener objetos de berestá en las manos calma la ira y andar con el pelo amarrado con peines o hebillas de berestá aleja el dolor de cabeza, trae buena suerte guardar el dinero en cajitas de berestá.

 

Samovar

Si tienes suficiente espacio en la maleta y el peso no es un problema, puedes optar por comprar un Samovar ruso, un recipiente metálico en forma de cafetera, que sirven para hervir el agua y hacer té. Se trata de un elemento que con el paso de los siglos se ha convertido en un icono de la cultura rusa del té. Se trata de un souvenir más caro. 

Es difícil encontrar a un ruso que no tenga este utensilio o no tenga al menos una idea de lo que es. Sin embargo, el samovar no solo es un curioso sistema para calentar el agua y mantener su temperatura. También se ha convertido en un precioso objeto de arte decorativo y la producción manufacturera rusa que incrementa las ganancias económicas con la producción del Samovar con el único uso de decoración y souvenir.

En Rusia se convirtió en una parte integrante de la historia del pueblo, de su cultura y su forma de vida. Hay que decir, que el término “samovar” viene de dos palabras rusas: “samo”, que significa “por sí mismo” y “varit”, que significa “hervir”. Por lo tanto se trata originalmente de una caldera que cuenta con un tubo central donde se aloja el combustible con el que se mantiene la bebida a una gradación térmica caliente y constante. La aparición del samovar está estrechamente relacionada con el sbiten, la bebida rusa más popular desde la antigüedad, una infusión de miel y especias.

Aunque las costumbres lamentablemente se van perdiendo poco a poco, en algunos lugares remotos de Rusia, todavía hay quien disfruta de una taza de té con el samovar, además de que muchos turistas compran estos hermosos utensilios de tradición rusa para llevar con ellos de regreso a sus países como un bonito recuerdo de su estancia.

Bandejas Zhostovo

Otro conocido regalo son las bandejas de metal pintadas al estilo Zhostovo. A 30 kilómetros al norte de Moscú se encuentra la aldea Zhostovo, cuyas habitantes se dedican a la pintura artesanal desde hace casi dos siglos. 

Las obras de Zhostovo pertenecen a la llamada familia "Los barnices de Rusia". En el siglo XVIII en Rusia las bandejas lacadas fueron muy conocidas y populares. Estas eran insertadas en calados elaborados en las mesas, y servían de encimeras bastantes originales. Las bandejas decorativas adornaban tanto los interiores de las casas aristocráticas, como las de los comerciantes. 

La pintura se aplica sobre un fondo negro (a veces también rojo, azul, verde o plateado). Los dibujos suelen representar ramos de flores donde se mezclan plantas grandes y pequeñas. 

El estilo hermoso de Zhostovo se transmite de generación en generación, lo que permite a este arte decorativo existir y desarrollarse. Cada bandeja tiene una pintura única, hecha a mano.

Porcelana de Gzhel

Gzhel es el nombre de un centro de producción de porcelana situado a unos cincuenta kilómetros al sureste de Moscú. La aldea de Gzhel es mencionada por primera vez en las crónicas del siglo XIV, pero en el transcurso de los tiempos la pequeña Gzhel se convirtió en un género de artesanía típica rusa. Los secretos de producción fueron pasando de una generación de artesanos a otra: los maestros hacen los dibujos con cobalto, que a lo largo del proceso tecnológico obtiene el característico color azul, y pintan cada artículo a mano con su propio estilo, con los matices azules y con el fondo blanco.

Jarras, estatuas, juguetes, chimeneas, lámparas y muchos otros objetos de porcelana son el resultado, no solo de un proceso esmerado de fabricación, sino de siglos de tradición artesana y cultura popular. Los objetos de porcelana de Gzhel tienen gran fama y no solamente en Rusia, sino en muchos países del mundo. Los artículos de Gzhel atraen a todos los que aprecian lo maravilloso y fantástico y a los conocedores de la pintura internacional.

 

Gorros rusos típicos

En Rusia, es muy típico utilizar el gorro con orejeras denominado ushanka, debido al frío que hace en el país nórdico. Seguramente, si visitáis este país tienes en mente comprar este objeto para regalar a algún familiar, amigo o para llevar de recuerdo. 

Estos gorros rusos eran de piel de oveja de tonos claros, y luego de color gris. En la Marina tambien se han introducido los gorros con orejeras, pero de color negro. Durante la Segunda Guerra Mundial los gorros militares se hicieron en masa. La mayoria de los gorros eran de la piel sintetica, que se explica por la necesidad de satisfacer las necesidades del ejercito. Los gorros ushanka se usan en el estado plegado, con las orejeras atadas en la parte superior del gorro, pero si es necesario, se puede soltar las orejeras hacia abajo para proteger los oidos, las mejillas y el cuello del frio y el viento. Tambien es posible fijar las orejeras en la parte posterior del gorro ruso de piel. Amplia gama de colores, cumplimiento de todas las tradiciones del estilo le permitira crear su imagen propia y unica. 

Otro popular sombrero ruso es la kubanka, llamada así por la provincia de Kubán, situada al sur. El diseño llegó a Rusia desde Asia Central y el Cáucaso: los cosacos rusos de Kubán fueron los primeros en apreciar su valor. Una kubanka clásica (y su variante llamada papaja) es un sombrero redondo, plano por arriba, hecho de suave piel de cordero karakul. Las kubankas confeccionadas con piel de pelo largo, como zorro negro, eran un precioso accesorio a la última moda, deseado por toda mujer soviética. 

En Samara podeis comprar ushankas de varias colores, en estilo militar, de piel natural o artificial, también sombreros soviéticos con divisas militares adjuntos y insignia de estrella roja, sombreros de marineros rusos, quepis, gorros kubanka y budiónovka etc.

 Ropa y complementos soviéticos

También son muy populares los recuerdos de la época soviética. No solo gorros militares, uniformes, cinturones, medallas o insignias (algunas con dibujos de agentes del KGB), sino también juguetes, trastos, estatuillas, cámaras, pinturas,  billetes o monedas antiguas. Todo eso lo podeis conseguir en los mercadillos de Samara.

Pañuelos

La belleza de los pañuelos rusos de lana de Pavlovski Posad es conocida en todo el mundo. Pavlovski Posad es el nombre de un centro tradicional de producción de chales y pañuelos artesanos situado a unos setenta kilómetros al oeste de Moscú. La fábrica, mencionada por primera vez en las crónicas en el año 1795, en el transcurso de los tiempos se convirtió en un género de artesanía típica rusa, en la que hallaron su reflejo la vida cotidiana y las fiestas de los campesinos, los colores de riquísima naturaleza de Rusia y los aspectos del carácter nacional. Los artículos de manufactura atraen por su belleza, variedad de colores y finísimo ornamento de rosas vivas – símbolo de Pavlovski Posad – y flores del campo, estampadas minuciosamente en tela.

Válenki

Válenki son las botas tradicionales hechas de lana de oveja y utilizadas durante el invierno. Es un símbolo auténtico de Rusia. Valenki se venden a veces en los lugares turísticos. También se los puede comprar en los mercados en Rusia en invierno. 

Se cree que las Valenki se crearon hace 2 siglos y medio en la ciudad de Myshkin en la actual provincia de Yaroslavl. Desde su creación han tenido un enorme éxito y en esos tiempos se consideraba un objeto de lujo. Lenin, Stalin y muchos dirigentes soviéticos los usaban ampliamente porque aparte de proteger contra el frío tienen grandes beneficios para la salud. Incluso muchos dicen que la URSS ganó la guerra a la Alemania nazi gracias a los Válenki ya que los miles de alemanes murieron en las batallas en Rusia debido al frío y la congelación por no tener calzado apropiado para el Invierno.

Los válenki más antiguos y tradicionales son oscuros y bastante feos pero ahora hay fábricas que producen los válenki elegantes y mas modernos. Se puede encontrar los válenki con una gran variedad de diseños, decoración y colores.

Vodka

En cuanto al vodka infórmese de las marcas ya que en el mercado se encuentra desde el de mayor calidad hasta auténticos ′matarratas′.

La calidad de los vodkas es muy variable. En una tienda va a encontrar 50-100 tipos de esta bebida. No es nada recomendable comprar el vodka barato, ni guiarse por la bonita etiqueta, porque algún vodka puede ser de mala calidad, "peleón" y provocar un fuerte dolor de cabeza. Los vodkas más caras deben ser mejores. Por la estadística, la marca más vendida es "Pútinka" (no es cara). Otra marca, "Russki Standart", es más cara y se considera como una de las mejores. Tiene tres categorías: Original (la inferior de las tres, aunque muy por encima de la media), Platinum, y el Imperia, que es lo "máximo" de los vodkas rusos, hecho para competir con los vodkas de clase "premium" de otros países. También se ofrecen aromatizados con distintas hierbas, limón e incluso guindillas.

Un error habitual fruto de los estereotipos es el pensar que la bebida más consumida en Rusia es el vodka. Sí, es muy común pero no todo el mundo la bebe ni a todas horas. Al igual que no todo asturiano, riojano o vasco beben sidra, vino y txakolí, no todos los rusos beben vodka de una manera habitual o crónica.

Es más habitual el consumo del té. Y tienen gran variedad del mismo. Entre los diferentes tipos de esta preciada bebida está el té negro, el preferido por la mayor parte de la población rusa. Además de la botella de rigor de vodka que traerse para casa al regresar o regalar a los amigos y familiares,no hay que dejar pasar la oportunidad de traerse té de gran calidad a un buen precio de allí.

 Caviar

El caviar ruso es una de las exquisiteces conocidas desde los tiempos antiguos en todo el mundo. Actualmente el caviar se divide por los tipos del pescado y de la elaboración. El caviar son huevas de diferentes tipos de esturiones: esturión Beluga, esturión ruso u Osetra, esturión estrellado o Sevruga.

El esturión Beluga nos da el tipo de caviar más valioso y caro, también llamado “golden caviar”. Es de color de plata o gris oscuro, tiene un poco el sabor a nuez. Los granos alcanzan el diámetro de 2,5 mm. “Golden caviar” no se conserva cerca de los productos con el holor fuerte porque como es muy delicado se impregna de olor; se vende en los tarros con las tapas azules. Después va el caviar de esturión ruso que tiene el olor fuerte a pescado. Los granos son menos suaves que los del esturión Beluga, tienen matiz marrón o amarillo. El diámetro de los granos es desde 1 hasta 1,5 mm. El caviar de esturión ruso se envasa en los tarros con las tapas amarillas. El último para mencionar es el caviar de esturión estrellado, el tipo de caviar más barato. Tiene color negro o gris oscuro, el sabor es bueno, los granos son fuertes pero pequeños. Es ideal para acompañar los crepes rusos; se vende en los tarros con las tapas rojas.

Encontramos caviar en todos los supermercados de las grandes ciudades, aunque en los comercios del centro suele estar más caro que en los barrios. Al ser una pieza codiciada por los turistas, los precios suelen ser abusivos. En el famoso centro comercial moscovita de GUM una lata de 125 gramos puede alcanzar perfectamente los 250 euros. Una locura. Por eso es más aconsejable intentar adquirir caviar en otro destino que no sea Moscú o San Petersburgo. A la hora de comprar, hay que saber que el caviar más caro es el beluga. Las otras variedades son el ossetra y el sevruga. Más económico aún es el llamado caviar rojo, aunque no se trata de caviar genuino ya que no procede del esturión. Aún así, es también un manjar delicioso.
Mucho caviar negro todavía está en venta de forma ilegal. En este caso el riesgo es similar al de comprar medicamentos en puntos de venta no reconocidos: el producto puede ser barato pero no se sabe la calidad del contenido. En caso de comprar un caviar legal usted recibirá lo que pagó. En general, cuanto peor es la calidad del punto de venta, peor control de calidad tendrá. Si la diferencia de precios no es importante se recomienda dar preferencia a una tienda más cara. Por último, es imprescindible comprobar la fecha de vencimiento del producto y en ningún caso admitir productos caducados: un caviar de calidad siempre ha de tenerla.

Souvenirs con los símbolos de Samara

El símbolo oficial de Samara es la cabra representada en el escudo de la ciudad. En las tiendas de recuerdos se puede encontrar unas cabritas hermosas de la loza de Alisa Samarinkina, la pintora conocida de Samara. Alisa es el miembro de la Unión de los Pintores de Rusia, participante y nominada de muchas exposiciones de toda Rusia e internacionales. La pintora ha elaborado algunos modelos de autor de la loza, son unos objetos realmente exclusivos, que gustarán al apreciador del arte.

Otro, absolutamente nuevo souvenir cerámico es la cabra "Samara", fabricada por la pintora joven, muy talentosa y apasionada, Sasha Ivanova de San Petersburgo. Sus cabritas es un recuerdo exclusivo y bonito.

En la fábrica de Gzhel producen las cabritas y los gatitos de Lora Gorodetskaya, la autora conocida de Samara. La colección de Lora es realmente única. Los gatos y las cabras de cerámica pintan por los maestros artesanos, y tienen las inscripciones de autor "El gato de Samara os alegra y mantiene el conforte en vuestra casa", "La cabrita de Samara con los hábitos de una reina", "De Samara con un amor". Las estatuillas de los gatos de Samara están en colecciónes de muchas artistas y personas famosas que han visitado nuestra ciudad.

Los turistas a menudo llevan de nuestra ciudad los recuerdos de la colección de cerámica artística de varios autores de Samara. Son unos imanes, platillos, jarros, estatuillas, campanillas con los dibujos típicos rusos, personajes soviéticos e indispensablemente los lugares de interes y curiosidades de la ciudad. Todos los turistas paseaban por el malecón de Samara, contemplando la belleza y la riqueza de nuestra ciudad - el río Volga. El Volga y el malecón son bonitos en todos las estaciones del año. Los souvenirs con las fotografías y imágenes del Volga y de los monumentos del malecón son muy populares. 

Samara es la ciudad multiconfesional, muchos se asombran de la iglesia católica gótica que se encuentra al lado del templo ortodoxo en la calle Frunze y la iglesia luterana con los conciertos de la música alemana de órgano. Además, tenemos la mezquita musulmana, la iglesia armenia, y la sinagoga. Podéis encontrar todas estas imágenes en numerosas artesanías de Samara.

souvenirs rusos
artesania rusa

souvenirs rusos
artesania rusa

Recuerdos espaciales

Como es conocido Samara es la ciudad de la gloria espacial. Aquí construyeron el cohete, en que un ser humano viajó al espacio por primera vez. En las tiendas de recuerdos de Samara podeis encontrar varias camisetas con diseños originales de Yuri Gagarin y su frase famosa ¡Vamonos!, las estatuillas cerámicas y modelos de los aviones y cohetes rusos, los souvenirs con imagen del monumento de Gloria, dedicado de los obreros de la industria aeronáutica. Durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad de Samara por el decreto del comandante Stalin se convertió en el centro principal de la fabricación de los aviones de asalto famosos IL-2, «los tanques que vuelan». El cohete Soyuz creada aquí, es también un de los monumentos-símbolos más populares de Samara. En nuestra ciudad cerca del cohete hay un museo hermoso espacial, también el museo de la Universidad Aeroespacial. 

En el museo Samara Espacial los turistas pueden comprar unos recuerdos únicos, como, por ejemplo, "La matrioshka espacial". Es un producto de autor fabricado a mano. El juego de cinco elementos componentes de la matrioshka rusa diseñada en el estilo espacial. Además, hay emblemas con las fotos y citas de los cosmonautas soviéticos, camisetas "Samara Cosmos", memorias portátiles "Cosmopups". El recuerdo «La portada» es un tubo de marca con los carteles de portadas de los periódicos soviéticos del 12-13 de abril de 1961. Son fabricados de los periódicos originales del fondo del museo. El tiraje es limitado.
La comida espacial, creada especialmente para los cosmonautas en condiciones de los vuelos espaciales. La alimentación espacial es muy nutritivo, equilibrado, al mismo tiempo es fásil guardarlo, preparar y comer. En Samara podeis comprar unos tubos espaciales con el requesón con puré de baya o frutas, el puré de carne, las sopas jarchó, rassólnik, shchi verde y borsch. Los recuerdos espaciales de Samara son muy originales e insólitos.