Ваш браузер устарел. Рекомендуем обновить его до последней версии.


 

Flag Counter

   

Documentos y consejos para casarse con una persona rusa

Para casarse, además de los anillos también es necesario hacer acopio de documentos. El procedimiento no es demasiado complicado, pero hay que ser precavido.

Muchos hombres sueñan con tener una esposa rusa o eso por lo menos es lo que se desprende de las búsquedas en Google, donde “marry Russian bride” tiene más de dos millones de resultados. Los hombres rusos tampoco van muy a la zaga, en la web hay 1.800.000 enlaces para “marry Russian man”. Aunque la reputación de los rusos en Occidente no es demasiado buena, entre las cualidades positivas a menudo se habla de su romanticismo. No obstante, si el futuro matrimonio mixto no gestiona bien el papeleo, el enredo burocrático se llevará por delante todo el romanticismo.

¿Dónde tenéis previsto casaros?

Lo primero que hay que decidir es dónde se registrará el matrimonio: ¿en Rusia o en el país de origen del otro cónyuge? En el segundo caso, el matrimonio se contraerá según las leyes de este país, ya que en cada lugar las normas son distintas.

Pero si la boda es en Rusia, ¿qué documentos se necesitan?

Recopilar todos los documentos

Sofía, nacida en Letonia, conoció a su prometido, Vitali en un foro de historia fantástica y medieval. “Me enamoré de tal forma que me aprendía sus mensajes de memoria”, recuerda. En primer lugar, Sofía (y todas las personas que deseen casarse en Rusia) necesitará un visado, evidentemente. Lo principal es poder entrar en el país.

En Letonia, Sofía necesitará solicitar un certificado de fe de vida y estado, ya que la poligamia está prohibida en Rusia. Y si un ciudadano extranjero que ha estado casado anteriormente quiere casarse en Rusia, deberá demostrar su condición de soltero con un documento adicional: el certificado de divorcio o de fallecimiento de su cónyuge.

Más información

Según el Código de Familia de Rusia, el matrimonio entre menores de edad, hermanos o personas que ya han contraído matrimonio anteriormente está prohibido. Si una ciudadana rusa viaja a un país árabe y pasa a formar parte del harén de un nuevo compañero sentimental, Rusia no reconocerá este matrimonio. En Rusia tampoco se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En el caso de los matrimonios mixtos, deberán contemplarse las leyes de ambos países. Es necesario conocer de antemano los requisitos de cada país. Recomendamos consultar con antelación esta información a la embajada rusa y al registro civil. Los funcionarios rusos podrían exigir documentación adicional en algunos casos. En este artículo se explican únicamente los casos estándar.

Para los ciudadanos de la CEI, de los países del Báltico y de otros países, los documentos no necesitan apostilla (el proceso de legalización internacional del documento). Si tu país no tiene este tipo de acuerdo con Rusia, todos los documentos (excepto el pasaporte) deberán legalizarse. Una vez conseguido, es hora de viajar a Rusia.

Lo primero que debe hacer Sofía es empadronarse en su lugar de residencia. Lo más sencillo para hacer esto es alojarse en un hotel, ya que estos establecimientos se encargan de registrar a los ciudadanos extranjeros. Si Sofía decide irse directamente a vivir con su prometido, ambos deberán hacer cola en la oficina de inmigración.

Una vez empadronada deberán buscar un notario. Es necesario traducir y compulsar ante notario todos los documentos (incluyendo una copia del pasaporte que también deberá hacer un abogado).

Los papeles están listos, ¿qué hay que hacer ahora?

Si has llegado hasta aquí, lo más difícil ya ha quedado atrás, es la recta final. Hay que ir al registro civil. Las filiales dedicadas a los ciudadanos extranjeros varían según la ciudad. En Moscú de esto se encarga el Palacio de Matrimonios Nº 4. En él entregan la factura con las tasas que a pagar: 350 rublos (5,5 dólares). Con todos los documentos y el justificante del pago, la exhausta pareja debe volver al registro civil y rellenar la “solicitud de registro de matrimonio”.

Por último, podrán elegir el día de la boda: el tiempo mínimo de espera es de un mes. Un consejo: si queréis casaros en verano, entregad la solicitud con más antelación todavía. A mediados de año los registros civiles están a rebosar de gente, de modo que es posible que tengáis que esperar más de lo planeado.

Si durante todo ese mes de espera no pasa nada raro, felicidades, ya estás casado. O casada. Pero si planeas volver a tu país con tu cónyuge y olvidarte para siempre de esta pesadilla burocrática, primero deberás conseguir una apostilla en Rusia para el certificado de matrimonio.